Todas las entradas de: Manuel Gallego Acero

CERCA DEL FINAL

Van pasando los dias y el final de la aventura se deja entrever en el horizonte.

Los ultimos dias de la semana pasada continuaron con las sesiones de pintura por la manana seguidas de diferentes actividades por la tarde, probablemente la mas trascendental, la celebracion del «Independence day» del gigante indio sobre el imperio britanico.

El acto de celebracion fue muy emotivo, los chicos prepararon un desfile muy colorido, culminado con un izado de bandera tras discurso de director, entrega de orlas a delegados de alumnos, y canticos indios y lasalianos.

La jornada del sabado nos deparo una maratoniana sesion de busqueda de «saris», la tipica vestimenta de las mujeres indias, un crisol de colores y bordados que muestran una pizca de la impresionante y diversa cultura del pais. Tras la adquisicion de estas preciadas telas, pudimos visitar un impresionante templo Hindu que honraba a diversas deidades como Siva, Visnu, Ganesh entre otras.

Pero merece mencion especial el templo del dios mono Hanuman, cuya altura supera los 50 m y hace sentir a quien lo admira, una verdadera hormiga ante la inmensidad del dios de marmol.

Por lo demas, los chicos del colegio y del college de los Hermanos, siguen mostrandonos su acogida y mejores formas bien sea para ayudarles a pintar sus estancias, bien para jugar un partido de futbol o de voley o acompanarles a la misa del domingo.

un fin de semana diferente

Los ultimos acontecimientos se han acelerado, visita a templo Hindu con plegaria ante las deidades Visnu, Shiva y Hanumann, recorrido por las calles del pueblo de Keesara y bano en la playa de mapatla en la costa del oceano Indico, tras un largo viaje en furgoneta durante casi toda la manana. Pero antes de eso, el sabado pudimos completar una nueva sesion de pintura matutina, acompanada por la tarde de una sesion de vigilancia de examenes (los tienen todos los sabados!!!) , en esta ocasion de Fisica.

Vayamos por partes:

La tarde del sabado pudimos conocer la cara B de nuestro destino, esa que las agencias de viajes no suelen mostrar en las estampas de los preciosos tripticos propagandisticos. El camino hacia el nucleo duro del pueblo estuvo lleno de adversidades. Fuimos en una furgoneta que entremezclaba adelantamientos por derecha e izquierda a motos, «tuctucs», camiones, coches, y lo mas llamativo, reses de ganado, vacas sagradas que no entendian de codigos viales.

Par ser precisos, acostumbrados al metodo de conduccion europeo, la cultura vial de este pais resulta codiciosa para los niveles de adrenalina en sangre.

Al llegar al pueblo, no pudimos evitar sentirnos como afortunados ante la acogida que nos brindaron sus gentes. Ademas de nuestros Hermanisimos de La Salle, venia el director del College en el que damos nuestras clases semanales. El director parecia un idolo alli, donde numerosas familias le requerian para que entraramos en sus casas donde nos ofrecian lo mejor que tenian, desde sentarnos en su salon hasta unos deliciosos pasteles caseros acompanaods de un te o un «thums up» sucedaneo de coca cola que nos ayudaba a refrescarnos y superar la elevada humedad. (aqui el aire pesa, pesa casi tanto como la pobreza que se ve). Tras un recorrido por sus calles, fuimos ganando acopanantes en forma de chavales que nos acompanaban hasta el interior de las viviendas.

Por hacer una breve descripcion de sus casas, las paredes estaban constituidas por una fina capa de ladrillo pintado, y los techos en muchos casos eran como esas placas aluminizadas onduladas que protegen los parkings de coches a los que estamos acostumbrados. Solian tener dos habitaicones, un salon dormotorio y un dormotorio algo mas grande. El bano solia estar ubicado como una pequena caseta exterior.

Todas las visitas a sus humildes hogares terminaban de la misma forma, con una foto grupal que registraba nuestra visita. Ante esta realidad solo eramos capaz de decir una cosa. Gracias

El domingo, pudimos banarnos en la playa, en la cual las chicas se vieron obligadas a sumergirse en el oceano vestidas con ropa que cubria mas alla de las rodillas, podeis imaginar la extrana sensacion que describieron.

Los Hermanos nos brindaron una comida en la que no pudieron ser mas atentos, un improvisado mantel en la trastienda de la playa frente a un estanque con bufalos y vacas.

Ecuador de la primera semana

Pasan las horas, pasan los dias, y de repente, casi ha pasado una semana desde nuestra partida de la T1 en Barajas. Los dias se estructuran en torno al trabajo de pintura (enorme ciencia desconocida para la mayoria de nodotros) de las desgastadas aulas por la manana, y las horas de clase por las tardes. La mitad del grupo participa en las clases de los mas pequenos, en primaria y la otra mitad se aventura en el «college» de los mayores de dieciseis a dieciocho de edad.

Las primeras sensaciones que dejaron nuestro paso por las aulas fueron desiguales, los que iban con los pequenos se empaparon de ilusion con las dinamicas que las amabilisimas profesoras establecian, mientras que quienes fueron con los mayores experimentaron un reto mayusculo, el de sentarse delante de 50 adolescentes….que no sabes si entienden nuestro mensaje… pero aunque el primer dia los animos de la mitad del grupo decayeron, el resultado final tres jornadas despues es positivo, …los chicos respondieron y al final de la tercera jornada terminamos jugando con ellos a un juego, una especie de frisbi/aro circular que has de pasar a los companeros a cierta velicidad intentando evitar que se caiga, conformando un enorme circulo.

Mis anhelos de ser un experto jugador de cricket siguen siendo eso, anhelos….

Las sensaciones del grupo no pueden ser mejores, y los momentos de tomar el te de mitad manana y media tarde honran la hermandad del pasado anglo/indio, exquisita puntualidad a parte.

Seguiremos informando, hasta entonces, abrazos para todos

 

 

DESPEGUE, ATERRIZAJE Y PRIMEROS PASOS

Tras una intensa secuencia de tres vuelos y muchas horas de aeropuerto, esperas, escalas interminables y noches sin dormir, llegamos al colegio La Salle en la pequena Keesara, donde nos acogieron con infinita generosidad los Hermanos, y todos los niños internos mostrando mucho cariño y una gran sonrisa. Los hermanos se encargaron de hacernos sentir como en casa nada mas pisar este suelo, y enseguida nos acomodaron en las habitaciones y tuvimos la cena de bienvenida con los hermanos, tras un día agotador.

Al dia siguiente nos levantamos a las 7:45, desayunamos a las 8:00 y enseguida los hermanos nos condujeron para ir a misa a una gran Iglesia a un escaso kilometro del colegio a traves de una carretera donde los coches, tuctucs, motos y reses de ganado se confundian en el asfalto. Las chicas internas del colegio nos acompañaron hasta la Iglesia, contándonos experiencias e intentando adivinar nuestros nombres, proceso imposible en el lado contrario. La iglesia nos llamó la atención a todos, ya que la decoración interna era muy colorida, con espumillón navideno colgando del techo, guirnaldas, farolillos y el Cristo tenía a su alrededor luces de colores. Además nos llamo la atención que se descalzaran a la entrada y la división de la Iglesia, a la derecha los hombres y a la izquierda las mujeres, a su vez la homilia aunque no entendíamos se notaba la ilusión que tenía el sacerdote en trasmitir el evangelio, se dirigía a los creyentes con mucho ímpetu, fervor que devolvia la parroquia, mucha interacción.

La tarde del domingo estuvo marcada por nuestra visita al rio cuyo nombre, casi impronciable por nosotros da nombre a una deidad hindu, «Krissnia» . Alli conocimos de primera mano la pobreza en la que se encuentran muchas personas adultas y ninos. Pudimos asistir a un evento de celebracion en la orilla del rio que representaba la majestuisidad del dios mediante artificios de fuego. Finalmente acabo la jornada con la vuelta al colegio y la cena con pollo picante y arroz que nos prepararon los hermanos.

Sprint hacia keesara

Keesara, un punto en el océano del gigante indio

El grupo VIM Maravillas gente pequeña se encuentra a escasos 32 días para partir a Keesara, en la india, en el estado de Telangana. Los equipajes de las 10 personas que conformamos la expedición van cargadas de ilusiones y ropa, pero vacías y ávidas de experiencias y vivencias. Esperamos que al volver, se inviertan estos contenidos y lo vivido por el grupo sea tan profundo y gratificante como esperamos. La joya de la corona sería haber podido ayudar a quienes nos van a acoger allí.

Desde el colegio Nuestra Señora de las Maravillas de La Salle llevamos casi dos años preparando este proyecto con los alumnos que terminan ya segundo de bachillerato, con la mítica Evau y la mente puesta ya en este voluntariado que será el colofón a un año intensísimo,

Iremos subiendo los relatos de las vivencias y demás sensaciones que experimentemos, hasta entonces, pedimos una oración por el grupo

Abrazos

Manuel