Archivo de la categoría: Sin categoría

NOS DESPEDIMOS DE PARAGUAY

Durante estas dos semanas el trabajo se ha intensificado, dando clases, trabajando y estando con los niños, los protagonistas de este Voluntariado. En los últimos días, nos hemos centrado en terminar la señalización en cartelería y las actividades del Día del Niño, que coincidió con nuestro último día de estancia en la Escuela.

 

DCIM100GOPROGOPR1112.JPG

Este último tiempo nos hemos sentido muy adaptados al ritmo de la Escuela y con ello cumplir el objetivo principal de nuestro proyecto que era acompañar a los niños y servir a la comunidad en todo lo que fuera necesario.

La semana pasada recibimos una sorpresa por parte del H. Aníbal, nos llevó a un fortín-museo de la guerra del Chaco, que nos permitió conocer un poco más de la historia del Chaco y compartir un momento especial con el resto de voluntarios.

Para finalizar nuestro voluntariado contó con un motiva despedida, donde los chicos y las chicas de la escuela nos brindaron con una serie de bailes típicos del Paraguay. Asimismo, la comunidad educativa se despidió de nosotros, dándonos su agradecimiento por la ayuda durante este tiempo y nos queda grabado un lindo mensaje de la celebración “Gracias por hacernos sentir importantes”, mensaje que devolvemos a todos ellos por su labor y dedicación a los niños.

DCIM100GOPROGOPR1110.JPGFinalmente, queremos agradecer a Proyde por darnos la oportunidad de disfrutar de esta experiencia y a la comunidad educativa de San Isidro Labrador por dejarnos llevar un pedacito de Paraguay en cada uno de nuestros corazones.

Un abrazo.

Conchy, Zoila, Elena, Carlos, Alexis, Jeremias y Joel.

INDIA , ¿ Qué me das ?

° India °

India con I . De ILUSIÓN.

En lo que vemos ,sentimos,imaginamos.

En los momentos,que sin querer,hacemos magia.

India con N . De NOVEDAD.

En los olores,sabores,sonidos…

Nuevas costumbres,gestos,sensaciones.

Nuevas palabras.

India en medio D . De DIOS.

Un Dios Padre.Amigo.

Dios del perdón.De confesión.De ayuda.De corazón.

Presente en cada segundo,en la oración,en la convivencia,en las dificultades,en las sonrisas.

En los Hermanos,en los niños.Pero sobre todo en NOSOTROS.

India con una I después.De INQUIETUD.

Inquietantes en lo desconocido.Por lo que vivimos y sobre todo por lo que descubrimos.

India acaba con A . De AMOR.

Amor por lo que nos rodea.Por cada mirada.Por cada suspiro.

Por cada regalo ,que,sin querer recibimos.

Amor,que ha hecho mas grande nuestro corazón.

Sara Muñoz.

Tuticorin.Agosto 2017

Hasta siempre Karemeno!! Asante Sana!!

Ya en nuestras casas, con la pena de despedirnos de este mágico lugar y con la sensación de haber dejado un bonito hogar para siempre en Karemeno, reposando esta vivencia inolvidable y con la pena de dejar el lugar que durante casi un mes ha sido nuestra vida nos disponemos a cerrar este voluntariado queriendo transmitir al menos un poquito de lo que allí hemos vivenciado. Y es que allí nos han abierto las puertas de sus aulas, de sus casas, de sus proyectos, de sus costumbres…pero sobre todo las puertas de su corazón, y aunque hayamos tenido que decir adiós a esta experiencia, queremos quedarnos con la sensación de un HASTA SIEMPRE, porque la distancia separa los cuerpos pero no los corazones y así esas personas que hemos conocido y han marcado nuestros pasos estén siempre cerca.

En esta original escuela en el centro de Kenia, dónde conviven Hermanos de la Salle, profesores, trabajadores y chicos y chicas con unas ganas enormes de sonreír a la vida se nos ha contagiado ese Hakuna Mathata que deseamos este siempre presente en nuestras vidas.

Los últimos días hemos podido terminar la parte de construcción de nuestro proyecto, el baño para las chicas que hace que el colegio pueda seguir creciendo, y permite seguir teniendo vivo el sueño del Hermano Steve de que cada vez sean más los adolescentes que puedan seguir poniendo en la educación la base de sus vidas y la fuerza para hacer de su país un sitio mejor para todos los que allí viven.

Hemos tenido la gran suerte de poder compartir más rato con los chavales, pues habían estado liados por los exámenes en días previos. Hemos compartido deportes, juegos, actuaciones, resultados de exámenes, vigilia, visitas a familias muy necesitadas, talentos…sonrisas, miradas, humildad, alegría, paz, compañerismo…valores que tanto nos cuesta mantener vivos en nuestra sociedad que de tanta vida presume y que en Karemeno y en Kenia salen a relucir con mucha fuerza a pesar de las dificultades.

También hemos visitado otras obras de la Salle de otras ciudades como Nyeri, Nakuru o Nairobi, dónde hemos visitado proyectos muy variados. Desde un centro para acoger y recuperar a chavales perdidos entre las calles de barrios marginales, pasando por centros para formar a estudiantes en oficios que les puede hacer tener un trabajo que de estabilidad a su vida, hasta la casa de acogida central para los que sienten la llamada de Dios desde el espíritu de La Salle, espíritu que gracias a Dios sigue muy vivo en muchos lugares del mundo y que tengan más o menos comodidades, saben siempre agradecer el don de la vida y sienten viva la llama de la esperanza. Por eso queremos siempre estar unidos a todos ellos y cada vez que digamos ese “Viva Jesús en nuestros corazones”…”por siempre” estará presente en los corazones de nuestros amigos, de nuestros Rafikis, de nuestra querida Kenia.

Hemos aprendido mucho, y lo ideal es que ahora aquí en nuestras casas sigamos aprendiendo para que la esencia de Kenia, el espíritu de Karemeno, siga presente en nuestro corazones, y así poder acompañar de la mejor forma la vida de la gente que nos rodea, hacernos conscientes de las verdaderas prioridades de la vida para comportarnos como verdaderos hermanos y luchas porque siempre este presente la llama de la paz y la alegría.

Nos creíamos que íbamos a llevar o dar algo en nuestro voluntariado…y hemos recibido tanto…HASTA SIEMPRE KAREMENO Y ASANTE SANA.

En el ecuador de la experiencia

Después de quince días en la escuela San Isidro nos encontramos en el ecuador de nuestro voluntariado. Hemos completado nuestra primera semana junto a los niños y niñas realizando las diferentes actividades propuestas por la comunidad educativa, las cuales, han sido refuerzo escolar y diferentes sesiones de Inglés, informática, cocina y salud, entre otras actividades.

Asimismo, hemos acompañado en los trabajos diarios para la mejora de las instalaciones junto al personal del centro. Entre las actividades, destacamos limpieza del Tajamar (pántano), huerto, cartelería y señalización de los distintos lugares del internado.

Por otro lado, continuamos con el acompañamiento de las actividades diarias, tales como el comedor, deportes y actividades lúdicas que han favorecido un mayor acercamiento a las distintas realidades.

El pasado 30 de julio hemos celebrado el día de la Amistad participando en un día de convivencia donde se realizaron juegos, canciones y una comida especial con el principal objetivo de disfrutar de un día diferente fuera de la rutina escolar. Para nosotros, esta actividad ha sido especial por lo vivido y compartido.

Cada día aquí está siendo un descubrimiento para cada uno de nosotros no solo de manera personal sino como un servicio y una entrega al otro.

Continuaremos informando en las próximas entradas.

Conchy, Zoila, Elena, Carlos, Alexis, Jeremías y Joel.

INDIA rumbo al SUR

¡ Hola !

Volvemos a la carga con una nueva entrada, llena de nuevas aventuras del grupo Ohana de Madrid, voluntarios en India.

El domingo 23, cargamos las mochilas bien prontito para pasar un buen día de playa , coincidiendo con otro grupo de voluntarios, que están haciendo su proyecto en Boy’s Village .

Llevamos comida “tipical Spanish” y compartimos e intercambiamos vivencias de ambos proyectos.

Después, nos dimos un buenísimo baño en aguas del Océano Índico.

Compartiendo experiencias 🙂

Un buen paseo por la orilla , siempre es buen momento para poder pensar, rezar y abrir el corazón a lo pequeño, abrir los ojos a lo invisible y para recordar que somos sal del mundo.

Océano Índico

Por la noche, fuimos a conocer otra obra de La Salle, en Sooranam .

Allí pasamos la noche y compartimos con la comunidad de Hermanos . Al día siguiente, pudimos descubrir sus aulas y sus alumnos, que sin darse cuenta, nos hicieron sentir como en casa.

«Aula de La Salle Sooranam»

Sus miradas, sus sonrisas y recibimiento, entraron directos en nuestro corazón.

El Hermano Director del Colegio nos presentó por las clases y tuvimos preciosos intercambios de canciones, palabras e incluso alguna pregunta, jeje.

Después, fuimos a ver un templo Hinduista importante, a pocos minutos del colegio.

Pudimos contemplar casi 2000 años de antigüedad. Y observamos la delicadeza de la construcción hinduista.

Templo Hinduista

 

Cambiando de tercio y volviendo al trabajo … por el cole de Tuticorin , estamos terminando la pintura exterior y vamos a empezar con la pintura interior.

ANTES …
¡DESPUÉS!

Contentos cada día, con el esfuerzo y la ilusión de desempeñar nuestro trabajo cerca de los preferidos de Dios. La recompensa es grande y la ilusión de ver cada día como el color va conquistando terreno, hace que tengamos fuerza para continuar.

¡ Un abrazo desde Tuticorin !

 

Conociendo nuevas realidades…

Durante esta semana, algo dentro de nosotros estaba cambiando. Todo a empezado a dar vueltas en nuestras cabezas, y nos hemos topado con sentimientos muy dispares.

Hemos realizado los diferentes talleres en casa joven que se nos propusieron y en los distintos talleres encontramos gente distinta que nos mostraba su realidad y que nos enseñaba algo nuevo. Ellos se nos abrían cual libro, y nos dejaban impresionados con cada historia, cada forma de vida. Desde una familia destrozada que seguía luchando, hasta personas que no creían poder caer más bajo y nos mostraba una gran sonrisa al vernos cada mañana.

Aunque no todo fue hacer talleres, también fuimos a ayudar al barrio. Lugar donde se están reconstruyendo todos los juegos de el parque; desde lijar y pintar hasta colocar estos juegos y que los niños disfruten de ellos. El barrio es un lugar distinto, donde hay desde casas hechas con chapas hasta casas realizadas con buenos materiales. Un lugar donde la lluvia llena las calles enteras y las inunda a la vez que destruye hogares al no tener un buen sistema de alcantarillado. Pero esto no solo impide a los coches a no moverse, sino que también deja a pibes sin poder ir a la escuela  o sin dormir por achicar agua para que no se ahoguen. La lluvia es capaz de llenar un casa entera del barrio.

Algo que nos extraño mucho fue que mientras estábamos trabajando (pintando y lijando), la gente del barrio se acercaba a nosotros y nos traían agua y nos hablaban de ellos y de lo bien que les parecía que estuviésemos arreglando la plaza.

El jueves por la mañana, un grupo se fue a repartir panfletos alrededor del barrio porque al día siguiente íbamos a  realizar una serie de juegos en la plaza. Mientras los repartían vieron como los niños jugaban en el barro o en los patios de sus casas que también estaban embarrados. Un pibe que les acompañaba entraba en la casa y les daba el panfleto y les informaba. Los que fueron a repartir por el barrio, nos contaron la realidad a los que nos quedamos en la casa. Nos quedamos muy intrigados y a la vez algo tristes por las situaciones que nos comentaron nuestros compañeros.

Al día siguientes pudimos comprobar alguno de los espacios que nos describieron, fue una tarde bastante productiva y fructífera. Es decir, fue productivo porque conocimos más situaciones y pudimos hacer que ellos se evadiesen de sus situaciones, eramos iguales todos y jugábamos al mismo nivel no hubo en ningún momento ese sentimiento de superioridad que esperaba tener o sentir.  Y fue fructifera porque de esa tarde pudimos sacar muchas reflexiones y cuestiones y a todos se nos quedó algo marcado.

Ya para terminar, decir que esta experiencia esta siendo muy enriquecedora con solo dos semanas de estancia aquí; estoy seguro de que todo lo vivido no llega al 10% de lo que nos queda.

Capital federal

Recién llegados a Buenos Aires, y ahí tenemos la ciudad a nuestros pies.

Creo que las ciudades no son sus edificios, ni sus rascacielos más altos o los más emblemáticos. Las ciudades no son ni siquiera sus amaneceres o sus parques o sus puentes, por bonitos, por largos o por espectaculares que sean.

Las ciudades no son sus personas, las ciudades tampoco son sus fachadas, o sus banderas, o sus ríos o sus mares. Ni sus paredes, aunque a veces estas paredes sean paredes pintadas o paredes que hablan o gritan más que sus políticos.

Las ciudades no son las calles que ves desde la ventanilla del colectivo, o desde lo alto de un edificio que desafía el cielo, o el asfalto. Ni las aceras que pisamos cuando vamos de una calle para otra o de una plaza para otra o de un monumento para otro.

Esta claro que ninguno de nosotros vinimos como turistas, pero Buenos Aires no dejo a nadie de los nuestros indiferente. Poco tardamos en enamorarnos de sus calles, sus colores, su gente.

Las ciudades son, bueno, o eso creo yo, lo que nos recuerdan, lo que hemos vivido en ellas o lo que nos proyectan en la distancia.

Hay ciudades que tienes que visitar, puentes que tienes que cruzar, sueños que tienes que perseguir y personas a las que tienes que cuidar.

Nuestros primeros días en González Catán

Tras casi 13 horas en avión y un movido viaje en furgoneta a González Catán fuimos recibidos con mucha ilusión y entusiasmo.

La gente de la casa nos esperaba con los brazos abiertos y con ganas de saber nuestra historia. Nosotros por nuestra parte, encantados y algo sorprendidos nos dejamos llevar y enseguida nos sentimos uno más.

Después de un día de adaptación rápidamente nos pusimos con las tareas que nos habían encomendado. La mitad de nosotros fuimos a la colonia, lugar en donde los niños con diversos problemas en casa van a pasar las vacaciones de invierno. Otros nos encargamos de diversos proyectos que ya estaban en marcha como ir a arreglar un parque o pintar la pista de baile.

Sin duda, esta experiencia nos ha abierto los ojos y nos ha ayudado a pensar diferente. Cosas que salieron a la luz la reunión que tuvimos el segundo día.

Ya hemos aprendido mucho, y esto acaba de comenzar.