Chapter _3 ” Nos vamos acoplando”

Ya estamos a 8 de agosto y esta mañana por primera vez tres de nosotros han ido a la

Ya estamos a 8 de agosto y esta mañana por primera vez tres de nosotros han ido a la frontera les ha parecido muy conmovedor , algo único que verdaderamente merece la pena, a pesar del madrugón que se han pegado. El resto nos morimos de ganas por ir a recoger a los niños y ver toda ese zona  a primera hora de la mañana llena de vida.

En cuanto al trabajo, los progresos se van notando. Hoy en el grupo de Emilio hemos asfaltado el doble que el día anterior. No obstante, aunque deberíamos estar mucho más cansados parece que el cuerpo se va acostumbrando, tanto como Ñe a nosotros, que hasta nos ha dejado tiempo para descansar y no para de reirse con nosotros, !incluso le ha dado un cachete a Emilio! Los niños también nos han agradecido nuestro trabajo y  nos han regalado unos papelitos con palabras en tailandés, que nuestro traductor oficial (Jorgefa) está intentando descifrar.

Por otro lado, los del grupo de Raquel han plantado hasta doscientos árboles, ya que han cambiado su técnica y ahora todo va sobre ruedas, mientras que otros días tenían que cavar mucho más profundo, se han dado cuenta de que no era necesario.

Las tardes dan para mucho. Jugamos al volley y al fútbol con los internos y ya nos llevamos muy bien con algunos como Tutulé, Doraemon o Nanatué. Gracias a ellos ya controlamos cada día un poco más de tailandés y nos entendemos cada vez mejor.

Esta noche nos espera, a parte de nuestra tradición favorita “pueblo duerme”, una fiesta de bienvenida por parte de las niñas del “blue  sky home” en la que nos van a bailar y nosotros a ellas, algo que nos hace mucha ilusión.

Por último, lo que más estamos esperando todos, incluso más que ver elefantes ( lo que ya nos acaban de confirmar), es que Herrando deje de escaquearse y saque la basura por una vez, que ya es hora.

Paula Rivas