DESPEGUE, ATERRIZAJE Y PRIMEROS PASOS

Tras una intensa secuencia de tres vuelos y muchas horas de aeropuerto, esperas, escalas interminables y noches sin dormir, llegamos al colegio La Salle en la pequena Keesara, donde nos acogieron con infinita generosidad los Hermanos, y todos los niños internos mostrando mucho cariño y una gran sonrisa. Los hermanos se encargaron de hacernos sentir como en casa nada mas pisar este suelo, y enseguida nos acomodaron en las habitaciones y tuvimos la cena de bienvenida con los hermanos, tras un día agotador.

Al dia siguiente nos levantamos a las 7:45, desayunamos a las 8:00 y enseguida los hermanos nos condujeron para ir a misa a una gran Iglesia a un escaso kilometro del colegio a traves de una carretera donde los coches, tuctucs, motos y reses de ganado se confundian en el asfalto. Las chicas internas del colegio nos acompañaron hasta la Iglesia, contándonos experiencias e intentando adivinar nuestros nombres, proceso imposible en el lado contrario. La iglesia nos llamó la atención a todos, ya que la decoración interna era muy colorida, con espumillón navideno colgando del techo, guirnaldas, farolillos y el Cristo tenía a su alrededor luces de colores. Además nos llamo la atención que se descalzaran a la entrada y la división de la Iglesia, a la derecha los hombres y a la izquierda las mujeres, a su vez la homilia aunque no entendíamos se notaba la ilusión que tenía el sacerdote en trasmitir el evangelio, se dirigía a los creyentes con mucho ímpetu, fervor que devolvia la parroquia, mucha interacción.

La tarde del domingo estuvo marcada por nuestra visita al rio cuyo nombre, casi impronciable por nosotros da nombre a una deidad hindu, «Krissnia» . Alli conocimos de primera mano la pobreza en la que se encuentran muchas personas adultas y ninos. Pudimos asistir a un evento de celebracion en la orilla del rio que representaba la majestuisidad del dios mediante artificios de fuego. Finalmente acabo la jornada con la vuelta al colegio y la cena con pollo picante y arroz que nos prepararon los hermanos.