Capital federal

Recién llegados a Buenos Aires, y ahí tenemos la ciudad a nuestros pies.

Creo que las ciudades no son sus edificios, ni sus rascacielos más altos o los más emblemáticos. Las ciudades no son ni siquiera sus amaneceres o sus parques o sus puentes, por bonitos, por largos o por espectaculares que sean.

Las ciudades no son sus personas, las ciudades tampoco son sus fachadas, o sus banderas, o sus ríos o sus mares. Ni sus paredes, aunque a veces estas paredes sean paredes pintadas o paredes que hablan o gritan más que sus políticos.

Las ciudades no son las calles que ves desde la ventanilla del colectivo, o desde lo alto de un edificio que desafía el cielo, o el asfalto. Ni las aceras que pisamos cuando vamos de una calle para otra o de una plaza para otra o de un monumento para otro.

Esta claro que ninguno de nosotros vinimos como turistas, pero Buenos Aires no dejo a nadie de los nuestros indiferente. Poco tardamos en enamorarnos de sus calles, sus colores, su gente.

Las ciudades son, bueno, o eso creo yo, lo que nos recuerdan, lo que hemos vivido en ellas o lo que nos proyectan en la distancia.

Hay ciudades que tienes que visitar, puentes que tienes que cruzar, sueños que tienes que perseguir y personas a las que tienes que cuidar.

2 comentarios sobre “Capital federal”

  1. que bueno, nosotros somos de argentina de una iglesia catolica y fuimos a madrid en un grupo a ayudar a gente pobre en madrid.
    que buenoq tmb ayuden a extranjeros que viven en argentina y son pobres ya q por gonzalez catan hay mucha comunidad extranjera de paises vecinos o hijos de extranjeros.
    en todos los paises hay pobres es una realidad y aunq tuvieras poco dinero no significa q se daba ignorar y no ayudar ya q al fin y al cabo para ayudar no siempre se necesita ser rico, sino dejar de ser ignorante y egoista. espero que todos ustedes lean mi mensaje. a continuar con vuestra mision!
    y no es mas capital federal, es desde hace anos ciudad autonoma de buenos aires. saludos a todos exitos!

    1. Lo importante es saber que siempre somos los indicados para ayudar, da igual nuestra situación económica o el país en el que vivamos. Muchas gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *