DANDO COLOR

Si una particularidad tienen las zonas tropicales en la época de lluvia es la opacidad de sus colores; se ven ensombrecidos por la luz mitigada que se filtra entre las nubes. Están pero no logranaparecerse con naturalidad. El gris del cielo y el verde del suelo invaden todo lo que la vista puede alcanzar, por eso esta semana nos hemos propuesto dar un poco de color al nuevo hogar de nuestros compañeros de aventura, para que siempre recuerden que la luz vence a la oscuridad.

Nuestro tiempo en Tailandia pasa y sin darnos cuenta ya hemos llegado y superado el ecuador de nuestro viaje. No podemos hablar de que intentamos ser parte del paisaje porque ya hemos conseguido ser un elemento más del mismo. La complicidad con los niños y niñas, especialmente con los del Blue Sky Home, delata que ellos ya nos consideran una parte más de sus vidas.

Al finalizar nuestra última publicación nos preparábamos para irnos a Bangkok para acompañar a los Hermanos de La Salle del Sector Asia Este en un acto muy especial, los Primeros Votos de un nuevoHermano, el Hermano John. Acudimos a este acto junto al Hermano Víctor y al resto de Hermanos del colegio de La Salle Sangkhlaburi. La jura del nuevo Hermano tenía lugar el pasado sábado, pero nosotros viajamos el viernes aprovechando que en Tailandia era festivo por el cumpleaños del Rey.

En nuestra estancia en Bangkok nos alojamos en el colegio de La Salle de esta ciudad, donde pudimos conocer las instalaciones del mismo mostradas por el Hermano Víctor, quien pasó bastantes años en el mencionado colegio. También, vivimos la celebración de la ceremonia de los Primeros Votos del nuevo Hermano en la capilla del centro y, posteriormente, disfrutamos de una comida con todos los invitados a este acto.

Nuestro viaje a Bangkok sirvió, también, para conocer la capital de nuestro país de acogida. Visitamos los principales templos y mercados, destacando principalmente el mercado flotante por su peculiaridad. Una ciudad enorme y con gran población. ¡Cuánto contraste con nuestra vida en mitad de la selva!

Ya de vuelta al colegio retomamos nuestra actividad diaria. Nuestro trabajo en la carretera ha avanzado más rápido de lo esperado y ya se ha finalizado el proyecto que teníamos programado, cien metros de cementado del camino de tierra del colegio.  Y, como decíamos al principio, esta semana nos hemos propuesto dar color a la vida de los pequeños decorando sus nuevas casas.

Comenzamos la semana completando los trabajos de pintura que nos encargó el Hermano Philip. Fachada y marcos de la nueva casa del Blue Sky Home. Al tener finalizado nuestro proyecto antes de lo esperado, propusimos al Hermano Philip decorar parte de la fachada con un mural diseñado por el grupo y con distintas figuras de colores. Ocupando así las horas de trabajo de campo programadas para esta semana.

 

Como se puede apreciar en las fotos, el aspecto de la casa queda con un aire más alegre, a parte de servir como recuerdo de nuestra estancia junto a los chicos y chicas del hogar de acogida.

Esta semana nuestro trabajo en el colegio ha sido algo menor, ya que la semana pasada debimos cubrir las clases de varios Hermanos que estaban ausentes por  varios motivos. Aún así el poder compartir esos ratos con los chicos nos regalan vivencias únicas y a ellos les permite saltar un poco de la rutina diaria.

Hemos continuado impartiendo distintas clases de inglés donde mezclamos la enseñanza con distintos juegos y actividades. Creemos que los chicos disfrutan con los bailes, talleres y demás acciones que les preparamos.

También, hemos tenido ocasión de vivir nuestra primera celebración en el colegio, ya que no todas las semanas puede llegar el sacerdote que corresponde a esta zona, al encontrarse a más de cien kilómetros. Fue una celebración sencilla en la que los niños participan de manera activa acompañando con sus canciones. Es encomiable la labor evangelizadora de los Hermanos.

Por las noches, continuamos compartiendo la cena con los pequeños de Blue Sky, lo que hace que los chicos y chicas hayan cogido mucha confianza con nosotros, consiguiendo que no solo participen en lo que les proponemos, si no que son ellos los que muchas veces nos buscan y proponen juegos, bailes, etc. Como ejemplo curioso, esta semana, las chicas nos propusieron decorar nuestras caras con las pinturas que utilizan ellas para ese fin. Fue una bonita experiencia que nos unió más con ellas.

Como decíamos más arriba, esta semana hemos superado el ecuador de nuestro viaje y los días ya se van descontando más que contando, está siendo una experiencia que va dejando poso en los corazones de todos nosotros. Cada vivencia, cada momento, deja un recuerdo que va transformándonos poco a poco, sin darnos cuenta. Es quizás esto lo más curioso que vamos notando, el cambio es imperceptible en el corto plazo pero, si echamos la vista atrás, los chicos que llegaron aquí ya no son los mismos, poco a poco, día a día, momento a momento, nos vamos transformando. No es que seamos paisaje, es que nos llevamos parte de él con nosotros.

Cosas pequeñas, en sitios pequeños, cambian a personas pequeñas. Seguimos en contacto…

 

4 pensamientos en “DANDO COLOR”

  1. Increíble todo lo que estáis haciendo , es de admirar todo lo que vais logrando cada día y sobre todo lo que estáis cambiando en la vida de cada niño de la escuela. Es de admiración total. Me alegra saber que con cada cosa pequeña que hacéis, estáis logrando cosas enormes allí.
    Seguir disfrutando, enseñando y sobre todo seguir sacando sonrisas cada día, por qué esta experiencia es única y muy gratificante para vosotros y para ellos.
    Me encanta saber que un familiar mío al que adoro y que se que tiene un corazón enorme y es una bellísima persona está logrando muchas cosas cada día y está haciendo un trabajo enorme. Tiene mi admiración total.
    De verdad disfrutar todos, cada día de esta experiencia y seguir así, sois un gran ejemplo para muchos y sobre todo hacéis las cosas con el corazón y eso es lo más importante.
    Un beso y en especial a mi Priii ❤️😘

  2. Guapos!!! Sé que habéis conseguido mucho más de lo que esperabais. Es una experiencia única que, como os dije al principio espero que podáis contar a vuestros hijos y nietos. Buen viaje de regreso!!! En el que vendréis cargados de emociones, llenos de ilusiones y llevando en vuestro corazón a esos niños, los paisajes, la forma de vida (tan distinta a la nuestra y en el fondo con tantas semejanzas)…

  3. Me emociona todo lo que estáis viviendo y estoy segura que una parte de vosotros quedará para siempre en los corazones de esos niños tan necesitados del cariño que vosotros les estáis dando.seguid sumando y dando color a sus vidas

  4. Muy chulo el mural,con los colores tan alegres,y el camino genial,habéis avanzado un montón, seguro que con tanta lluvia lo agradecerán, sois unos campeon@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *