PINTANDO FUERTE

El pasado martes comenzamos nuestra aventura hacia Benín. Un país desconocido para nosotras hasta el momento. A nuestra llegada el H. Paco nos esperaba con mucha ilusión y un colorido traje típico beninés.

En el viaje de Cotonou, ciudad en la que aterrizamos, a Bohicon, no podíamos retirar la mirada de aquello que nos íbamos encontrando en el camino. Tras casi tres horas de viaje el H. Marius, H. Gil nos acogieron dispuestos a compartir esta gran experiencia que comenzaba.

En primer lugar, visitamos la escuela secundaria situada junto a la comunidad de hermanos de la Salle y un centro de oficio para mujeres en el que trataban el anacardo. A continuación, nos dirigimos a nuestro principal objetivo del proyecto: La Salle International Catholic School. El recorrido al colegio nos permitió tomar contacto con el entorno y sus habitantes. Es una escuela en construcción destinada a alumnos de “Maternelle” (infantil) y “Primaire” (primaria). Está situado en una zona nueva, lo que implica que los residentes de los alrededores desconozcan la existencia de dicho centro.

Al día siguiente nos pusimos en marcha realizando labores de pintura de la tapia de la fachada del colegio con la ayuda de Clemente, nuestro maestro pintor. La visita de las hermanas Guadalupanas desde Akassato a la comunidad fue auténtico regalo ya que pudimos compartir con ellas nuestras ganas e ilusión.

Por las tardes nos dedicamos por completo al acercamiento de los niños, conociendo sus familias, costumbres y realidades. Para ello, desempeñamos divertidos talleres y juegos en las instalaciones del colegio. Como hemos mencionado, se trata de una nueva escuela y, poco a poco, vamos ganando la confianza de pequeños y mayores. Como os podéis imaginar, esto supone un gran reto no solo a nivel lingüístico sino también cultural. Sin embargo, no todo es dificultad, en ello encontramos un enriquecimiento personal que invade nuestros corazones.

En nuestra primera semana hemos tenido la suerte de acompañar al Hermano Paco en la celebración de su cumpleaños. El ambiente de fiesta ha inundado la comunidad y los hermanos/as nos han hecho participes de sus bailes y tradiciones.

La semana culminó con la vista al museo histórico de Abomey y al dispensario de las Hermanas de la Asunción. Junto a esto, la visita al mercado y la misa del domingo nos permitió acercarnos aún más a las costumbres y a la cultura del lugar.

¡Nos vemos la siguiente semana! Au revoir!

 

Un comentario sobre “PINTANDO FUERTE”

  1. Sois las mejores. La tarea que estais prestando es algo encomiable. Muchos animos a hacia adelante sin mirar atras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *