Salam!

Tras ocho horas y dos vuelos, el 16 de julio llegamos al aeropuerto internacional de Dire Dawa donde el Br. Kassaye nos estaba esperando con la furgoneta para llevarnos al Bisrate Gabriel School, nuestra casa durante las próximas cuatro semanas. Los Hermanos nos recibieron con una deliciosa comida que fue muy bien recibida tras el largo viaje.

Ese mismo día por la tarde, el Br. Sam nos llevó al hogar de las Misioneras de la Caridad con las que los Hermanos colaboran habitualmente. Allí llegan niños, mujeres y hombres con diferentes realidades y las Sisters les ofrecen su acogida. Por primera vez pudimos ver los grandes contrastes con los que nos encontraremos durante nuestra estancia aquí.

Los siguientes días los dedicamos a conocer las instalaciones del colegio y al profesorado. Nuestra labor aquí va a ser muy variada. Por las mañanas participaremos en las clases de inglés y colaboraremos con los profesores. También nos encargaremos de ordenar y clasificar los libros de la biblioteca de Secundaria para que sea más funcional y accesible para los estudiantes. Por las tardes nos encargaremos de hacer actividades experimentales en el laboratorio con un grupo de alumnos del colegio y realizaremos talleres con los niños. Además, dos días a la semana iremos al Hogar de las Sisters para colaborar con ellas en la escuela de verano que realizan con los niños de la calle. Casualmente allí nos hemos encontrado con un grupo de 19 voluntarios españoles que han venido a colaborar con ellas.

Los Hermanos nos han acogido como una parte más de su Comunidad, compartiendo con nosotros buenos momentos (partidas de cartas, visita a familias,…) y muchas tertulias que nos han enriquecido y nos han permitido conocer más acerca de la realidad social del país.

En el poco tiempo que llevamos aquí, las muestras de cariño y aprecio que estamos recibiendo nos hacen sentirnos como en casa. Poco a poco vamos estableciendo un vínculo con los niños, aprendiendo sus nombres y algunas palabras en amárico, algo nada fácil para nuestros oídos.

En los próximos días os iremos contando más sobre nuestras vivencias y nuestro progreso con el amárico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *