Actividades del Viernes –Elephant Farm CHANG PUAK CAMP – Cataratas on Saturday

 

Viernes
Habiendo terminado el día anterior con el trabajo en la carretera, todos se despertaron más tarde excepto Raquel, Isa y Alberto que nos levantamos a las seis para ir a recoger a los niños de la frontera. Cuando llegamos allí nos encontramos con un mercado, que estaba a rebosar de gente, donde compramos donuts para el desayuno. Después de desayunar nos dividimos en cuatro grupos para entrar en las aulas a dar dos clases. En las clases se enseñó inglés, canciones y algunos bailes.
Por la tarde habían organizado una serie de juegos en los que participamos todos, tanto los alumnos como los profesores y nosotros. Jugamos un torneo de fútbol contra los niños y contra los profesores en el cual quedamos segundos ya que perdimos el primer partido contra los alumnos que tenían el apoyo de la afición. Después nos movimos a otra zona donde jugamos a otros juegos de carreras y relevos, empezamos con un juego que consistía en atarse una cuerda a la cintura de la que colgaba una botella y había que darle a una pelota hasta la meta, se pudo ver en la clara victoria de los contrincantes que ya tenían experiencia en el juego. A continuación participamos en una carrera de “ciempiés” que ganamos. Tras esto participamos en la versión tailandesa del pañuelo en la que nos hicimos esperanza al ganar la primera ronda contra las benjaminas del colegio, no obstante cuando nos enfrentamos contra los mayores nos dieron una paliza. Por último participamos en una carrera 4×4 en la que la primera prueba consistía en sacar una moneda de un plato de agua, la segunda en soplar polvos de talco fuera de otro plato, la tercera en engullir galletas con la ayuda de un brick de “leche”, por último había que inflar un globo hasta reventar. Aquí acabamos a las tres y media y volvimos a la casa para descansar y asearnos para la cena
Sábado
Salimos a las siete del colegio para conducir al Chang puak camp. Debido al madrugón todos en la furgoneta nos quedamos dormidos excepto Emilio y Tes que intentaban entenderse con el conductor para parar a desayunar. En un primer momento consiguieron parar en una cafetería en la que no vendían comida pero sí tenían wifi gracias al cual y una foto del seven eleven conseguimos parar en uno para comprar algo de desayuno. Tras esto llegamos a la granja de elefantes donde algunos pasearon en elefante y el resto nos bañamos con ellos e hicimos peleas de agua usando la trompa del elefante como pistola. Después fuimos a comer a un pequeño mercado que se encuentra junto a la sai yok noi waterfall donde hubo alguna caída por como resbalaba el suelo. Desde allí  volvimos al colegio sobre la cinco para cenar con las chicas del blue sky y como era sábado ir a los ordenadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *