Archivo de la categoría: Sin categoría

Capital federal

Recién llegados a Buenos Aires, y ahí tenemos la ciudad a nuestros pies.

Creo que las ciudades no son sus edificios, ni sus rascacielos más altos o los más emblemáticos. Las ciudades no son ni siquiera sus amaneceres o sus parques o sus puentes, por bonitos, por largos o por espectaculares que sean.

Las ciudades no son sus personas, las ciudades tampoco son sus fachadas, o sus banderas, o sus ríos o sus mares. Ni sus paredes, aunque a veces estas paredes sean paredes pintadas o paredes que hablan o gritan más que sus políticos.

Las ciudades no son las calles que ves desde la ventanilla del colectivo, o desde lo alto de un edificio que desafía el cielo, o el asfalto. Ni las aceras que pisamos cuando vamos de una calle para otra o de una plaza para otra o de un monumento para otro.

Esta claro que ninguno de nosotros vinimos como turistas, pero Buenos Aires no dejo a nadie de los nuestros indiferente. Poco tardamos en enamorarnos de sus calles, sus colores, su gente.

Las ciudades son, bueno, o eso creo yo, lo que nos recuerdan, lo que hemos vivido en ellas o lo que nos proyectan en la distancia.

Hay ciudades que tienes que visitar, puentes que tienes que cruzar, sueños que tienes que perseguir y personas a las que tienes que cuidar.

Nuestros primeros días en González Catán

Tras casi 13 horas en avión y un movido viaje en furgoneta a González Catán fuimos recibidos con mucha ilusión y entusiasmo.

La gente de la casa nos esperaba con los brazos abiertos y con ganas de saber nuestra historia. Nosotros por nuestra parte, encantados y algo sorprendidos nos dejamos llevar y enseguida nos sentimos uno más.

Después de un día de adaptación rápidamente nos pusimos con las tareas que nos habían encomendado. La mitad de nosotros fuimos a la colonia, lugar en donde los niños con diversos problemas en casa van a pasar las vacaciones de invierno. Otros nos encargamos de diversos proyectos que ya estaban en marcha como ir a arreglar un parque o pintar la pista de baile.

Sin duda, esta experiencia nos ha abierto los ojos y nos ha ayudado a pensar diferente. Cosas que salieron a la luz la reunión que tuvimos el segundo día.

Ya hemos aprendido mucho, y esto acaba de comenzar.

 

India ‘ 17

Despedida en el aeropuerto de Madrid.

Acogida en La Salle Tuticorin

18.07.2017

Nos encontramos en el primer colegio fundado en la India. Es una suerte para nosotros estar aquí en una pequeña comunidad con seis hermanos.

Clara,Pablo,Luis, Sonsoles,Hno.Arsenio,Patri  y Sara se encuentran a punto de descubrir lo que hay detrás de las cientos de sonrisas que han que han visto desde el autobús que les traía aquí del aeropuerto.

Acogida Aeropuerto Madurai,India.

 

Por la mañana conocemos por dentro y por fuera las aulas.

Por la tarde en una gran final de fútbol en la que nos hacen partícipes y nos hacen entrega de un collar con significado de honor y bienvenida.

Recibimiento con collares y con los Hermanos de la Comunidad.

 

Ganador del partido de Futbol La Salle Tuticorin

Una bonita suelta de palomas y un gran aplauso que hace que nos sintamos como en casa.

Mañana empezaremos nuestra nueva rutina, encaminando los pasos a la labor que tenemos en mente y por la que estamos aquí.

Un abrazo fuerte.

Live Jesus in our hearts.

Primeros días en tierra guaraní / Peteĩ ara ko yvy Guaranime

Comenzamos nuestra aventura el día 14 de julio de 2017 desde el aeropuerto Tenerife Norte en las Islas Canarias con nuestras maletas cargadas de mucha ilusión.

Llegamos el día 15 de julio al aeropuerto de Asunción donde fuimos recibidos por el Hermano Arsenio con un desayuno de productos típicos del país. Desde aquí agradecemos su calurosa acogida desde el primer momento haciéndonos sentir como en casa.

Con el estómago lleno partimos hacia Pozo Colorado, donde se encuentra la escuela de San Isidro, lugar en el que desarrollaremos nuestra labor de voluntariado. Una vez allí recibimos la bienvenida de la Comunidad Lasaliana de la escuela: Hermano Roque, Hermano Rodolfo, Hermano Pablo, Hermano José y el director del internado, el Hermano Aníbal. Disfrutamos de un almuerzo con un rico asado preparado por el Hermano Pablo.

Tras visitar las instalaciones y conocer de cerca la realidad actual del colegio, nuestra función estos días será ayudar a preparar las instalaciones antes de la llegada de los niños, el domingo 23, después de sus vacaciones de invierno.

El invierno paraguayo se ha hecho notar con una bajada brusca de temperatura que se hace mucho más llevadera con nuestras tardes de café.

Continuaremos informando de nuestra labor de voluntario en próximas entradas. Enviamos un fuerte saludo a todos, especialmente al resto de voluntarios que se encuentran en los diferentes lugares del planeta. Queremos transmitir nuestra felicidad de tener la suerte de vivir esta experiencia única que va tomando color y olor.

Conchy, Zoila, Elena, Carlos, Alexis, Jeremías y Joel.